Monitores en el embarazo

A medida de que se acerca la fecha del parto, a las mujeres embarazadas les toca “ir a monitores” o “hacerse monitores”.

Pero ¿qué significa realmente esto? Hacerse monitores en el embarazo, consiste simplemente en la monitorización fetal antes del parto, es una prueba prenatal que no produce dolor y se realiza para controlar el bienestar del bebé al final del embarazo.monitores embarazo

A través de la monitorización gráfica del latido cardiaco del bebé y de la actividad del feto, se comprueba que el bebé se encuentra bien.

Es una prueba que se realiza en los hospitales o clínicas ginecológicas, generalmente a partir de la semana 38 o 39 de embarazo hasta el momento del parto, que es el periodo donde la salud del feto puede comprometerse.

La monitorización permite comprobar que el funcionamiento placentario y la oxigenación fetal son los correctos.

Y si lo lleva a cabo el ginecólogo, se suele aprovechar el momento para realizar una ecografía y/o un examen de la madurez del cuello uterino (el estado de borramiento del cuello del útero).

¿En qué consiste hacerse monitores en el embarazo?

Para hacer la prueba de monitores en el embarazo la futura madre se coloca en una camilla acostada o semi sentada, con unas “correas” o cintas elásticas sobre la barriga que tienen incorporados dos transductores: uno para controlar el latido del feto y otro para analizar la actividad uterina.monitores embarazo semana

El análisis tiene una duración de 30 minutos.

Durante este tiempo se va grabando un gráfico que registra todos los datos gracias a los cables que conectan los traductores a los monitores y las pantallas donde también se puede observar la actividad.

En ciertas ocasiones se le pide a la mujer que pulse un botón conectado al monitor cada vez que noten que el bebé se mueve.

El bienestar fetal se comprueba a través de la frecuencia cardiaca que debe estar entre 120 y 160 latidos por minuto y si aparecen cinco o más movimientos del bebé, durante esa media hora que dura la monitorización.

Los movimientos también se pueden apreciar por el aumento momentáneo de frecuencia cardiaca.

Antes de hacer monitores en el embarazo, se recomienda haber desayunado o tomar alguna comida o bebida dulce para “activar” los movimientos fetales, además también debes estar atenta a  las contracciones anteriores a la fase activa de dilatación, es decir, las contracciones de Braxton Kicks.monitores embarazo semana 38

La matrona o ginecólogo seguramente ya te han indicado como distinguir estas contracciones, más suaves e indoloras que probablemente se vengan presentando a partir de la segunda mitad del embarazo.

Entre cada monitorización fetal antes del parto, deberás controlar los movimientos del bebé en el vientre, considerando que como te encuentras al final del embarazo, la frecuencia del bebe desciende debido al poco espacio que le queda. Pero aun así, seguirás notando sus movimientos cada hora y si suceden varias horas sin notarlo, debes acudir de inmediato al médico.

Con mucha suerte, antes de los próximos monitores en el embarazo antes del parto para controlar el bienestar fetal, se produzca el nacimiento del bebé y ya puedas tenerlo entre tus brazos.

Los monitores durante el parto

Es posible que también se monitorice a la madre durante la primera fase del parto, aun si ello implica la inmovilidad de la mujer, que ha de estar acostada para que la lectura sea correcta y efectiva.

El principal inconveniente, es que se podría retrasar el progreso del parto al no facilitar el descenso fetal ni la apertura del cuello uterino. monitores embarazo toco

Por lo tanto, durante la dilatación lo ideal sería que se monitorizara a la mujer por intervalos, pero no de forma continua porque si se mantiene conectada al aparato, debe permanecer tumbada o sentada y no puede moverse libremente.

Por otra parte, cuando se aplica la epidural, la monitorización se debe realizar en la cama, bajo control médico.

En los partos donde se presentan complicaciones desde el inicio, la técnica se utiliza a lo largo de todo el proceso.

Lo bueno del monitoreo fetal externo, es que los especialistas pueden obtener la información relacionada al ritmo cardíaco del bebé y a sus contracciones durante el trabajo del parto, lo cual permite detectar el sufrimiento fetal.  Por lo que si ocurre algún cambio repentino en los latidos del corazón del bebé, el dispositivo permitiría detectarlo al instante.

El monitoreo fetal interno

En el caso de que los médicos, durante el parto determinen que los latidos del corazón del bebé no son regulares y necesitan ser examinados más de cerca, podrá realizarse un monitoreo fetal interno.monitores embarazo semana 39

En este caso, se fija en la parte superior de la cabeza del bebé un pequeño electrodo que pasa a través del cuello del útero, el cual permite monitorear directamente los latidos del corazón del pequeño.

Sin embargo, esto sólo será posible si has roto aguas y si el cuello del útero ya ofrece la dilatación suficiente.

El monitoreo fetal interno para revisar el ritmo cardíaco fetal, puede llegar a ser más cómodo para la futura madre, ya que una de las piezas que se coloca alrededor del abdomen seria eliminada, lo que le permite más libertad de movimiento en esta fase del parto.

Es posible que en tu plan de parto puedas realizar todas las observaciones que desees sobre la monitorización en el embarazo.

Como veras, las correas o los monitores que se emplean al final del embarazo, son aquellos dispositivos que controlan tanto los latidos del feto como las contracciones uterinas y que se suelen emplear en las últimas semanas de embarazo o incluso durante el parto.

Esperamos que con toda esta información te haya quedado claro que son los monitores en el embarazo, y en que fases del embarazo se pueden emplear.

monitores embarazo cuando

Finalmente si tienes alguna otra información adicional que desees compartir con nosotros, no dudes en hacerlo.

Si el articulo te ha parecido interesante y útil,  por favor compártelo para que muchas más mujeres sepan de que se trata la monitorización al final del embarazo y pueden estar menos nerviosas cuando les llegue el momento de hacerse el monitoreo.

Monitores en el embarazo
5 (100%) 1 voto

¡Comparte ahora en redes sociales!
Publicado por el .

MÁS INFORMACIÓN